Testimonios de la Crisis de 1999

Proyecto "Tras Las Huellas De Un Atraco: Crisis Bancaria Ecuador 99"

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Testimonio de Paco

leave a comment »

En esas fechas, 1999-2000, yo era apenas un niño, con 10 años de edad que no comprendía el valor del dinero para cada individuo y su importancia para mantener los núcleos familiares. Económicamente, desde mi perspectiva en aquel tiempo, sentí como mis padres empezaron a preocuparse más por el dinero, que por la familia, la gente hablaba de que su plata se la quedaron los hijuep… de los banqueros, existía la incertidumbre y la ingenua esperanza de que el dolar y los gringos les salven la vida. Lamentablemente en esas fechas mi madre tuvo un accidente muy grave, tuvo que ser trasladada del hospital de ibarrra a el Eugenio Espejo de quito, pasó 3 meses allí, ella era asegurada, pero el seguro tambíen se encontraba en crisis económica oía yo, por tanto no le dieron ninguna atención. Escuchaba a mi padre conversar con mis hermanos mayores que hay que aguantar, turnarse para ir a acompañar a mi madre al hospital, escuchaba que tenían que llevar alrededor de 1 millon de sucres diarios por alrededor de 3 semanas, para comprar sin descanso las medicinas que en esos momentos no eran nada gratis. Un despilfarro de dinero en medicinas que nos dejaba poco para comer en casa, momentáneamente sin madre, sin padre por que madrugaba en el trabajo para poder conseguir ese millón, yo personalmente sin hermanos que me consuelen por tal hecho que pasaban viajando a quito desde ibarra, casi todos los días.
Un duro momento fue aquel que sin pensar pasó sin más que una fuerte impresión acerca del país en el que vivimos tan solo siendo un niño de 5to. grado. Seguidamente que mi madre salio del hospital, los gastos no cesaron, incluso hasta hoy que se ha logrado con mucho esfuerzo estabilizarse económicamente apenas, para tener una vida digna; no digo que no la haya tenido en aquel tiempo, más bien con los sucres alcanzaba para todo y sobraba, para juguetes, golosinas, paseos, prioridades creo yo de un niño en continuo descubrimiento del mundo. Volviendo a lo anterior, al regresar mi madre y en el segundo trimestre del año 2000, uno de mis hermanos mayores migra a España, a mi parecer impactado también por todos los hechos; el con 19 años de edad, se fue, yo creo alejándose de este Ecuador que en aquel tiempo se veía tan poco prometedor. Creo también que no se atreve a regresar por la impresión ultima de este país. Como quisiera volver a decirle a mi padre como cuando niño, deme o regáleme un billete verde. ¿Para que mijo? Yo le respondía, para unos chupetes, para la leche y huevos que me dijo mi mami y un huevo kinder también. El billete verde que orgullosamente recuerdo tenía impreso muy bien al general de generales Rumiñahui, que igualmente está impreso en toda la memoria de los de mi generacion y generaciones anteriores, un buen billete de mil sucres.
Ahora en verdad no me atrevería a decirle a mi padre que me regale un billete verde por más necesitado que esté, creo que le estaría pidiendo el 80% de lo que cuesta un almuerzo para un día de su vida, que ya llegando a la tercera edad todavía lucha por conseguir un dolar más para sus necesidades. En la actualidad el billete verde para mi no representa nada, no me representa, más bien se ha convertido como en una funesta flema verde que de un escupitajo quisiera sacar de mis adentros por este enfermizo sentimiento que no parara hasta un dia volver a ver a un sucre circulando, aunque sea en una red social. Que viva el sucre carajo.

¿Recuperó su dinero? No

¿Algo que perdió, que sea imposible de recuperar?

El bienestar de la familia

Written by traslashuellasdeunatraco

23/11/2011 at 23:01

Publicado en Uncategorized

Testimonio de Anais

leave a comment »

Casi no me afectó porque yo vivía en Tulcán y tenía una cuenta en Ipiales donde tenía el equivalente de 6.700 dólares en pesos colombianos y con eso me mantenía haciendo mis negocios, mientras mis dólares que tenía en el Banco Continental me los empezaron a pagar cuatro o seis meses después del congelamiento, pero poco a poco… 20% cada mes. Se demoraron cinco meses en devolver mi plata y ahí me compré un auto en efectivo porque nadie tenía billete en ese momento, la Hundai me puso alfombra roja para recibirme el dinero en efectivo. Este es mi testimonio, no muy dramático como otros, pero con algo aportaré a esta ingeniosa investigación y sigan adelante recopilando memorias y luchando por la vida.

¿Recuperó su dinero? Si

¿En qué banco? Banco Continental

¿Algo que perdió, que sea imposible de recuperar?

Solamente perdi un pequeño depósito en el Banco de Préstamos, era en sucres que cuando fueron depositados eran 200.000 sucres y después de la dolarización se licuó.

Written by traslashuellasdeunatraco

23/11/2011 at 22:58

Publicado en Uncategorized

Testimonio de Ruth

leave a comment »

BUENO ESCRIBO POR QUE A MI MADRE NO TENIA MUCHO TIEMPO QUE SALIO DE UNA EMPRESA ESTATAL Y RECIBIO SU LIQUIDACION..MI MADRE INVIRTIO EN POLIZAS SU LIQUIDACION…IMAGINESE PARA SABER Q LUEGO ESTARIAN COGELADOS SU DINERO.DE TAL SUERTE QUE TUVO QUE EMIGRAR A ESPAÑA ..SEPARANDO A LA FAMILIA ..ELLA TODAVIA NO REGRESA..HASTA LA PRESENTE FECHA..

¿Recuperó su dinero? Si

¿En qué banco? PROGRESO

¿Algo que perdió, que sea imposible de recuperar?

EL TIEMPO PARA ESTAR CON ELLA

Written by traslashuellasdeunatraco

23/11/2011 at 22:56

Publicado en Uncategorized

Testimonio del Dr. Jorge

leave a comment »

Soy Médico y al terminar mi medicatura rural, me ofrecieron continuar mi trabajo ya no como médico rural sino bajo la modalidad de deficit rural. Mejoro mi contrato,pero se me ocurrio relizar un prestamo bancario y para mala suerte tube retrasos en la paga de mis averes por 4 meses,ya se podran imaginar lo que me sucedio a nivel bancario, pago de capital, más pago de intereses interbancarios irrazonables sin poder realizar otros creditos para pagar lo adeudado, y todo esto sumele a los problemas de hambre y necesidad por las que tubo que pasar mi familia. Me gustaria saber quienes eran o son los tenedores de deuda ecuatoriana,solo pido no olvidar, y difundirlos a las nuevas generaciones.

¿Algo que perdió, que sea imposible de recuperar?

El dolor , hambre e impotencia que pase ante mi familia al no poderde esplicar lo que me sucedia..

Written by traslashuellasdeunatraco

23/11/2011 at 22:54

Publicado en Uncategorized

Testimonio de JulioC

leave a comment »

Bueno me endeudé en un equipo de cómputo en 1.300 USD no recuerdo el tipo de cambio pero lo termine pagando a 25.000 sucres, osea más del doble. Sé que mi historia no es terrible pero hay que dejar constancia del atraco.

¿Recuperó su dinero? No

Written by traslashuellasdeunatraco

23/11/2011 at 22:19

Publicado en Uncategorized

Testimonio de Geo (seudónimo)

leave a comment »

Bueno en ese entonces yo era un adolescente que estaba por terminar la secundaria, mis padres unos comerciantes. La primera afectación directa fue en una contracción económica en mi familia derrepente nos vimos sin la capacida para hacer nada aún para pagar el colegio de mi y mi hermana, despues de eso yo vi muy restringido de manera directa mi fiambre y los gastos necesarios para mi educación. La economía que hasta entonces nos habia permitido tener un nivel estable se vió muy golpeada dineros que no podiamos mover, ingresos que faltaban, las libretas de ahorro que hasta ese entonces eran una fuente de incentivo para los jóvenes se vieron congeladas y en muchos casos nunca hemos llegado a recibir nuestros pocos ahorros (ahorros de fiambres)que teníamos en Bancos que quebraron. Fue una situación realmente fuerte, pero vi en otras personas familias enteras que la situación era aún mas caótica y lo que más me molesta ahora que soy una persona adulta y más conciente de lo que pasó que la medida fue para la clase media y baja por que los ricos movieron sus dineros al extrangero y nunca se les congeló posteriormente con la dolarización multiplicaron sus capitales y como dice una ley física universal “NADA SE DESTRUYE O CONTRUYE DE LA NADA TODO SE TRANFORMA” todo el dinero que nos retuvieron o que nos robaron fue el que financió esas inmenzas fortunas y ahora entiendo que todo estuvo planeado días antes del feriado una tía mia que en ese entoces trabajaba en el Banco nos anticipio y dijo que sacáramos todo el dinero que tengamos por que se venía un feriado mis padres hicieron en parte con el dinero de movimiento inmediato pero otra parte no se lo hizo. Según tengo entendido nunca lo han recuperado.

¿Recuperó su dinero? No

¿En que banco? Banco de Préstamos

¿Hubo algo que haya perdido que sea imposible de recuperar?
La estabilidad económica y lo traumático que fue en ese momento, nunca se me olvidará el sufrimiento de mis padres frente a la crisis y mi decepción en pensar que todo lo que habia ahorrado y generado como educación para el ahorro se habia esfumado.

Written by traslashuellasdeunatraco

09/11/2011 at 22:16

Publicado en Uncategorized

Testimonio de Luisana Aguilar

leave a comment »

Agosto de 1998, cuando tenía 13 años, por problemas económicos y familiares me mudé temporalmente de Sangolquí a Santo Domingo de los Colorados (entonces cantón), por los mismo problemas no pude matricularme para continuar mis estudios en el colegio, así que debí trabajar. En enero de 1999 reuní 600 mil sucres, a lo que mi madre agregó otros 600 mil y mi hermana un millón y abrimos una póliza de acumulación. En marzo de ese año cuando estaba por cumplir 14 años, escuché la noticia del feriado bancario, recuerdo bien aquellos tres días desolados en los que no se podía hacer ninguna transacción, excepto depositar, en general la gente estaba tranquila, no sospechaban lo que iba a suceder, escuché después testimonios de personas que antes de depositar dudaron pero que lo hicieron de todas maneras, porque nada indicaba lo que iba a suceder, luego vi en las noticias la horrible noticia de que los fondos se habían congelado y que no se podía retirar valores mayores a 300 mil sucres.

Entonces mi madre no poseía demasiado dinero, pero era obvio que se acercaba una devacle, para entonces mi madre ya había pensado migrar a Italia. Recuerdo bien las cadenas presidenciales en las que explicaba el congelamiento de los fondos, el bono de la pobreza para aplacar un poco la eliminación de parte del subsidio al gas y a la luz. Yo trabajaba para una distribuidora de productos, los jefes nos llamaron a un a reunión a todo el personal, habían logrado sacar el dinero justo para los sueldos, pero ellos tenía deudas muy grandes y no podían pagar a sus acreedores con 300 mil sucres, sus deudas eran de millones.

En mi trabajo había un personaje que se lo veía solo de vez en cuando, un señor que solía bajar de las oficinas al almacén y etiquetaba los productos, ponía los precios. De repente, este personaje que se lo veía una vez cada ciertos meses, bajó de las oficinas tres veces en una semana, y cambió los precios de la mayoría de los productos, un shampoo que costaba 8 mil sucres, subió a 13 mil, luego a 20 mil, ya sí subía todo, un helado que costaba 5 mil, después era 15 mil y así fueron cambiando los precios, el dólar se elevaba cada día, hasta que llegó a 13 mil sucres el dólar y vino otra cadena televisiva del presidente anunciando que inflaba definitivamente el precio del dólar en 25 mil y entrabamos a la etapa de transición al dólar.

En junio de ese año mi madre viajó a Italia y se quedó ahí durante 2 años. Si bien la inflación ya no era tan dramática, pero esta parte es la que más recuerdo porque al no tener a nuestra madre cuidándonos y mi padre atendiendo varios consultorios para cubrir las necesidades básicas, mi hermana mayor y yo salíamos a los mercados a realizar las comprar y vimos con asombro como una funda de arbejas subió en un año de 8 mil sucres a 80 centavos, es decir 20 mil sucres, como en los dos años siguientes pasamos a pagar por las compras de una mes de 15 dólares a 45, luego 90 y actualmente que no bajan de 130 dólares.

El dinero de mi póliza me lo devolvieron dos años después cuando empezó el descongelamiento de los fondos, ya no eran 2 jugosos millones de sucres que podrían convertirse en 3, ahora era 80 dólares, claro era la misma cantidad que ingresamos, pero cuando fueron ingresados se podía pagar un arriendo, un año de colegio (dependiendo del colegio), y ahora solo sirvió para, en un muy mal momento económico, pagar el agua, la luz y el teléfono. Al menos sirvió para eso.

¿Recuperó su dinero? Si

Written by traslashuellasdeunatraco

04/07/2011 at 18:19

Publicado en Uncategorized